lunes, 9 de enero de 2012

En un luGar al aTardeCer

Entre los  blancos y negros de los linos y las lanas, 

los verdes y azules de las plantas y el mar,

y  los rojos y naranjas de atardeceres y flores... 

 dejo este poema, 

escrito con las imágenes de un día muy especial


10 comentarios:

Gerardo dijo...

Entre bellos acordes y contemplando el inmenso universo encerrado en tus ojos verdes, unimos nuestras vidas para siempre.
Mi mujer, mi esposa, compañera y amiga, te quiero mucho y eres lo más importante de mi vida.
Un beso mi amor.

Pluma Roja dijo...

Hola Ana.

Feliz inicio de año.

Preciosas imágenes nos dejas de ese día especial. La canción, melancólica. No la conocía.

Saludos cordiales.

Hasta pronto.

andré de ártabro dijo...

En cuanto empezaste a escribir entre claros y oscuros, ya empezó a ser un día especial con la belleza de tus rimas y esos matices de naranja y rojos que de forma tan bella nos cuentan tus versos y han visto tus ojos.
Un beso.

Ruben dijo...

Sin duda es especial, un antes y un después, emocionante, sentido... único. Bonito momento que siempre queremos recordar.

TORO SALVAJE dijo...

:)

Que bonito.
Un post especial para un día muy especial.

Besos.

Sara O. Durán dijo...

Ana, un gran abrazo de felicitación, gracias por compartirnos un día y momento tan especial.
Que bello es el amor, que bello es que se mantenga.
Que lo celebren de lo más bonito y que sea infinito.
Muchos besitos.

Marinel dijo...

Un día especial,mágico,emocionante y eterno.
Me emocionaste con tu vídeo en el que he vislumbrado un algo la inmensa felicidad que debe haber supuesto vuestro enlace.
Mis más sinceras felicitaciones a los dos con todo el corazón.
Estabas preciosísima,querida Ana.
Gracias por acercarnos un poco tu felicidad.
Jo,qué bonitooooo.
BESOS MILES.

Julie dijo...

Felicidades Ana! A los dos. POrecioso vuestro enlace. Lo comparto y os deseo mucha mucha felicidad siempre. Mi cariño especial. Enhorabuena.

Mª Teresa Martín González dijo...

Los colores entran por nuestros ojos, pero las palabras, bien dichas, bien lanzadas al aire, llegan a nuestro corazón. Muy hermoso.

Un saludo.

Ian Welden dijo...

Muy hermoso, Ana. Escribes con mucha autoridad y el resultado es un poema maravilloso.

Felicitaciones desde Copenhague en la niebla,

Ian.