jueves, 15 de septiembre de 2011

AlquiMia /RecuerDos/

Yo recuerdo mi infanciacomo el nervudo tronco de un enorme nogal.
A veces vuelve la niña y acaso, tengo miedo.
/AnA GaliNdo/


Glitter Graphics | http://www.graphicsgrotto.com/

14 comentarios:

Gerardo dijo...

Deseo que nuestra unión y nuestro amor, disipen para siempre, recuerdos, fantasmas y miedos.
Te quiero amor mío, de niña, de adolescente y de mujer.

TORO SALVAJE dijo...

Miedo?
Noooooooo.

Ternura.

Besos.

Bee Borjas dijo...

Oh, Ana!!! Algunos momentos de tu texto me han devuelto al pasado, donde sin duda fui una niña feliz. Quizás lo que antes me parecía normal, ahora a la distancia, compruebo que fue un verdadero privilegio. Padres amorosos, que estimularon mi imaginación, juegos sencillos, tardes tiernas de lluvia, juegos al sol...
Gracias, querida Ana! Gracias por la sonrisa dulce que tengo pintada en los labios y por el calorcito en el corazón!
Todo mi cariño, bella mujer!

andré de ártabro dijo...

Asi tenías que ser¡ hermosa niña!
azul habría de ser el mapa
azules tus mañanas
azul tu alma de mujer.
Un beso para tan poco azul y tanto cielo ¡Tú!

Pluma Roja dijo...

Ese cierre me parece genial.

Saludos Ana.

Marinel dijo...

No temas nada,la niña que fuiste y que no vive disipada,sólo sabe sacar de aquella que fue,una infinita ternura pintada de recuerdos sensibles.
Qué maravilla de poema.
Besos.

Cecy dijo...

Se me ha saltado una lágrima como chispa de emoción, que linda infancia, que linda!!!
Y bello poema...

Un abrazo amiga.

Quino dijo...

Hola Aniña,

Esto es muy enriquecedor. Que bello que mantengas esa niña de una forma u otra. Eso es en realidad la gran fuerza interna que tod@s tenemos. Pero que muchas veces ni sabemos como explicarlo, ni escribirlo ni sacarlo a relucir. Sinceramente me hiciste emocionar. Va más allá de la sensibilidad. Es un viaje que nunca se acaba...

Besiños y que tengas un Feliz Finde!!!

Maria Eugenia Rojas Alegria dijo...

Maravilloso poema, como maravillosa infancia, para mi eres una niña dulce, tierna y hermosa.
Muchos abrazos de luz.
Mau

Mª Teresa Martín González dijo...

Me he sentido totalmente identificada con tu poema. Cuando recuerdo mi niñez, pienso en todas las ideas, los juegos, las primeras experiencias y esos olores, esos aromas que hoy en día, cuando los aprecio, me llevan sin querer a eses años pasados que siempre estarán dentro de mí.

Es curiodo que, cuando más mayores nos hacemos, más miedos vamos acumulando. Cuando somos niños, todo es distinto y maravilloso.

Bonitas palabras. Un saludo.

Marisa dijo...

Se reavivan los dormidos recuerdos de esa niña que se lleva dentro
pero no debe haber temor a despertarlos, cuando fueron momentos tan hermosos.

Muchos besos

claudia dijo...

Infinita de ternura es esa niña que vuelve, ni siquiera el miedo puede oscurecer el lienzo azul del mar donde pintás esos recuerdos.
Besos Anita

Julie dijo...

Qué bello poema Ana,me identifico totalmente con él, son tantos los recuerdos y es tan hermoso recordarlo y sí, sin dejar nunca de ser niña. Me ha encantado tu poema, un placer leerte. Besos.

Princesa Guerrera dijo...

muy bonito