sábado, 12 de mayo de 2012

El JarDín entre Sombras /Una HisToria de PrinceSas/



11 comentarios:

Julie dijo...

Hermosísimo cuento que nos enseña a superar el hambre y la crisis a través del amor. Precioso ejemplo donde el lacayo y la princesa se conocen, se encuentran entre las mismas tinielbas del jardín... Se encuentran para morir de amor. La sangre de ese amor purifica al pueblo. Te felicito Ana. Me ha encantado. Besos.

TORO SALVAJE dijo...

Sangre azul y justicia social.
Por separado van mejor.

Besos.

andré de ártabro dijo...

El pelo azabache, el aroma de la piel, así a través del amor llegar la súplica de un amor más sublime, y se cerrará el ciclo ,con o Sin ..,el hombre volverá a florecer.
Haría falta que la lírica tomase decisiones.
Hermoso, tierno y aleccionador.
Besos.

Sara O. Durán dijo...

Ideal...
Besos.

Bee Borjas dijo...

Qué historia Ana!!!
Esa manera de redimir la injusticia a través del amor, me pareció una figura maravillosa.
Sólo tú puedes crear estos tesoros.
Otro instante de cielo para mí.
No recuerdo cuantos te debo... :)
Un ramillete de besos para tí!!!

Fibonacci dijo...

El mal se tiene que extirpar desde la raiz...un besote preciosa...un buen cuento de una verdad.

Cecy dijo...

Es un cuento propicio para estos tiempos, que no nos dan ninguna tregua a mejorar, claro a nosotros nada mas.

Un abrazo grande amiga, ten una linda semana.

Juan Pardo dijo...

Un didáctico y moralizante cuento que tan sublimemente escribes ..... sacudiendo el corazón y despertando la conciencia de que el amor es el auténtico redentor.Un hermoso texto , poetisa amiga.Un fuerte abrazo.

chalyvera@gmail.com dijo...

Todo es cuestión de sangre; unos consiguen el perdón, otros sacian su hambre y otros consiguen la libertad.


Besos

La Gata Coqueta dijo...



Es toda una motivación pasar a saludarte aunque no nos veamos. Solamente se encuentran y dialogan fluidamente los textos de nuestros sentimientos.

Lo que nos une día a día sin tener en cuenta el tiempo ni la distancia que nos puedan separar, sin causarnos alejamiento alguno. Siendo una inmensa satisfacción saber que tú estas ahí y que escuchas el susurro de las palabras haciendo que sea aun más bello y poético el aliento de nuestra amistad.

Un beso hecho suspiro

Y un abrazo hecho zafiro

Con mi afecto para ti

María del Carmen


OZNA-OZNA dijo...

bello, emotivo y reflexivo cuento nos regalas querida y admirada poetisa . Infinitas gracias por concedernos el privilegio de ser testigos de tus letras. Muchos besinos de esta amiga admiradora.