sábado, 26 de mayo de 2012

RefuGio / HistoRia de un aBandoNo /



   Agatha Katzensprung

12 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Que pena...
Ese maltratador merece un rayo que lo carbonice.

Besos.

lichazul...elisa dijo...

triste y real trabajo
cuántos aún pasan por semejante abuso y violencia
y nada tiene que ver el estátus social , porque esto es transversal en toda sociedad sea o no desarrollada, pasa que no se denuncia y se calla a veces por miedo absoluto

abrazo Ana y buen fin de semana

Maribel G. M dijo...

Por desgracia, hay muchas historias similares, pero ninguna debería haber ocurrido.
Un beso

andré de ártabro dijo...

Hermoso , entrañable y triste;pero llega.
Besos.

Bee Borjas dijo...

Es paradójico que algo tan bellamente contado describa un suceso tan salvaje y doloroso.
Me pregunto cómo es posible que haya gente que no conozca la misericordia?
Recibe todo mi cariño, bella Ana!

Marinel dijo...

Historias para no dormir las conciencias.
Besos.

María dijo...

Un tono amargo, el maltrato, pero hermosamente expresado.
Abrazos

lichazul...elisa dijo...

gracias Ana por tu huella, solo recuerda , mi blog no es un diario de vida, es un espacio de creación poética, por lo tanto la voz de quien habla no necesariamente es la voz de la persona real.

Bueno supongo que lo sabes , porque tu eres poeta

besitos y feliz domingo

Ian Welden dijo...

Describes tu tragedia con altanería y valentía. Te mereces que ese árbol te haya arrullado entre sus ramas.
Escribes con fuerza pero también con delicadeza.
Me has emocionado.

Un saludos desde Copenhague donde los cerezos en flor celebran la llegada de la primavera,

Ian.

Marisa dijo...

Todo maltrato es dolor
pero lo es mucho más
cuando lo reciben los niños.

Un gran abrazo Ana.

Ana Galindo dijo...

Bueno... sólo dos palabras para recordar que esto es un texto, inspirado en realidades. Pero que mi padre era un ser maravilloso, culto, dulce y bueno.
Gracias por vuestros comentarios.

Besos

lichazul...elisa dijo...

jajaja Anita, esto de hablar en primera persona trae sus consecuencias jajaja

besitos y abrazos, acá sigue lloviendo desde el viernes, nos parecemos a los patos jajajaj