domingo, 18 de julio de 2010

LluviA




LlueVe otra vez. Llueve de nuevo. Llueve:
siempre el amor me llega con la lluvia.
Sobre la calle una llovizna breve
y aquí en mi corazón, cómo diluvia...

Llueve. Y el agua cae sin relieve
sobre las piedras, ávidas de lluvia.
Aquí en mi corazón, cómo remueve;
aquí en mi corazón, cómo diLuviA.

Siempre el amor me llega así. Sin ruido,
con silencioso paso estremecido:
nieBla menuda que después diluvia.

Siempre el amor me llega así, callado,
con silencioso andar desesperado...
Y no sé dónde estás.

Y está la lluVia.

[JULIA PRILUTZKY]




1 comentario:

Néfele Luna dijo...

Oh sí, a veces la lluvia suele ser taaaaaaaan romántica... amo esa temporada, y justo ahora en mi ciudad la lluvia no para de caer... amo la lluvia y el otoño... me has dado una idea para escribir!!!