miércoles, 16 de febrero de 2011

AmaRillo


17 comentarios:

Cecy dijo...

Las rosas amarillas dan luz.
Es cierto.
Nunca lo habia visto asi.
Es que brillan.
Me encanto.

Un beso Ana.

claudia dijo...

Siempre creàs belleza, en gotas de lluvia o rosas amarillas, el lujo es poder leer-te. Un beso

El Drac dijo...

Con una lírica preciosa has adornado tu bello espacio, y es que es tanto lo que puede sugerir la belleza de una flor!!

Pluma Roja dijo...

Quienes interpretan con gran facilidad los versos de un poema, yo solo puedo decir que tus poemas siempre me han parecido bellos, éste no se queda atrás. Le diste una luz especial a la rosa amarilla.

besos Ana.

Gerardo dijo...

Gracias.

MIMOSA dijo...

Y le dieron brillo a tus ojos, y luz a una nueva vida, sentimiento y destreza descritos en ese despertar al mundo, belleza de una rosa, una rosa amarilla.
Espero que te guste, es una de mis canciones preferidas:

Me enamoré

Besos enormes

Fibonacci dijo...

Bonito poema...un saludo

TORO SALVAJE dijo...

La vida se iluminó de amarillo.
Como una rosa.
Como un sol.

Besos.

Uka. dijo...

Que bonitas son las rosas de todos los colores,¿verdad?
Pero estas tuyas nacidas amarillas,llenan de luz tus ojos y de paso los nuestros.
Bonitos.
Un beso.

Quino dijo...

Hola Aniña!!!

Las rosas amarillas aparte de lo buen versado que nos dejas, también significan satisfacción y alegría y son una buena forma de festejar entre amigos un cumpleaños o un día significativo. Y creo que es por donde va la cuestión. Buena la elección.

Besiños desde el noroeste...

DeDe dijo...

Ana qué bello poema! Y la verdad las metáforas de este poema me encantan. Un placer leerte!!

Un beso enorme

La Gata Coqueta dijo...

Hoy es diferente no te voy a dejar un regalo, pero sí un saludo de fin de semana.

Porque tengo la dulce impresión de que estamos más unid@s, cuando entro en tu bitácora a visitarte dejándome envolver por los lazos de los sentimientos.

Mirando al cielo me quede
y una estrella fugaz encontré
ella quería decirme
lo que logré entender...

Los amigos no siempre se ven,
son ángeles que dan lo que tienen
aún recibiendo el desdén
como respuesta a su quehacer.

María del Carmen

Antorelo dijo...

Ana, ¡qué luminosas rosas amarillas y qué hermosos versos!
Saludos

Mª Teresa Martín González dijo...

Es curioso lo que nos puede influir una flor, un objeto o una palabra. Las rosas amarillas son preciosas, parecen tener una luz especial, ser más brillantes y alegres que sus hermanas de otros colores.

Un saludo.

Charo Bustos Cruz dijo...

Las rosas amarillas al igual que el sol, tiñe de dorados colores todo lo que se acerca.

Muy bello, Ana, gracias por compartir.

Te dejo un fuerte abrazo y un beso enorme:

~Charo~☺

Gerardo dijo...

Había una vez un campesino gordo y feo
que se había enamorado
de una princesa hermosa y rubia...
Un día, la princesa --vaya usted a saber por qué--
dio un beso al feo y gordo campesino...
y, mágicamente, éste se transformó
en un esbelto y apuesto príncipe.
(Por lo menos, así lo veía ella...)
(Por lo menos, así se sentía él...)

Jorge Bucay

Te quiero mi amor y siempre estás en mi mente, eres maravillosa y te amo.
Soy feliz porque me quieres y me haces sentirme como el príncipe del cuento.

Ana Galindo dijo...

Me han enviado este cuento. Lo reproduzco tal cual llegó, por lo hermoso que es y por el amor que lleva implícito. Gracias.

Había una vez un campesino gordo y feo
que se había enamorado
de una princesa hermosa y rubia...
Un día, la princesa --vaya usted a saber por qué--
dio un beso al feo y gordo campesino...
y, mágicamente, éste se transformó
en un esbelto y apuesto príncipe.
(Por lo menos, así lo veía ella...)
(Por lo menos, así se sentía él...)

Jorge Bucay