martes, 2 de noviembre de 2010

AuseNcias


.

7 comentarios:

FRANZ dijo...

buena personificación :)esa ausencia.... deja mucho que desear
Mucha suerte y besos y abrazos y cariños :)

MIMOSA dijo...

Imagen y palabras, palabras e imagen, compendio de un decir que sale de lo profundo de tu alma.
Me quedo con todo. BESOS DULCES

TORO SALVAJE dijo...

Recuerdo cuando me dolían las ausencias.
Ahora ya no.
Ahora me duelen las presencias.

Besos.

lidia dijo...

hola gracias ANA por pasar y comentar,muchísimas gracias...se ha desatado un temporal de tormenta electrica, y lluvia, debo desconectarme
un abrazo
lidia-la escriba

Antorelo dijo...

Me quedo con este verso:"Zarpazos de ausencias arañan mi voz". A veces, las ausencias son muy dolorosas, pero a medida que pasa el tiempo, su intensidad es menor.
Bonito y breve poema.
Saludos

Juan Gerardo dijo...

Ana, como no soy psicólogo para analizar tu texto, ni tampoco soy escritor para desmenuzarlo. Solo puedo decirte que me gustó enormemente por lo duro de los significados.

Ojalá que los gélidos desiertos de la memoria no lleguen a los vivos.

Saludos desde México. Un beso.

Ángel F. García dijo...

Las ausencias que nos duelen, que nos acribillan el alma, dormidas en algún rincón, han despertado.

Sintámonos vivos aunque duela...

Un beso, Ana, y gracias por este hermoso texto.