domingo, 5 de diciembre de 2010

El CollAr de PiedrAs AzuLes


/AnA GaliNdo/

13 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Bonito relato, muy tierno.

saludos cordiales,

besos.

Kosmisch dijo...

Hermoso cuento, saludos grandes!!

Kosmisch

http://pensamientosenelahora.blogspot.com/

claudia dijo...

Precioso Ana, creo que los lectores también salimos a caminar por la playa. Y hay objetos que se vuelven transicionales,para paliar la ausencia. Claro que siempre un móvil es más útil. Un beso

Gallego Rey dijo...

Un relato encantador que demuestra tu talento e imaginación.
Te admiro.

Ernesto y Felisa dijo...

Que hermoso collar de piedras azules has escrito, Ana.

La ilustración es deliciosa, y el azul del collar, es de esos que me dejan aturdida un buen rato.

Y gracias por el ENTONCES del párrafo final, cuanto se añoran estos entonces y que de mariposas revolotean dentro.
Beso
Felisa

Lectores Inquietos Poemas 웃ღ웃 dijo...

Precioso relato amiga entre paseos de rubias arenas donde el tambien lo pudo intuir por muy lejos que estubiera el amor y el entendimiento eran mutuos....

Un sincero abrazo besos humildes
que tengas un feliz dia...

Antorelo dijo...

En la primera parte del relato describes muy bien cómo van evolucionando las relaciones, pero al final das un giro a la narración y propicias un desenlace distinto.
Buen relato.
Saludos

TORO SALVAJE dijo...

Que delicia.
Un soplo de magia para el corazón.

Besos.

MIMOSA dijo...

Maravilloso relato Ana!Dulce, melancólico,...y ese final....de ensueño!!!
Besos suaves y tiernos.

Poeta del Cielo dijo...

bello amiga que hermosas letras linda historia tierna que toca el alma y el corazon

saludos
linda semana
abrazos

Poetiza dijo...

Ana, que hermoso texto donde el amor triunfa, lindo leerte y suspirar. Besos, cuidate.

rara calma dijo...

qué hermoso cómo todo se resume en un deseo y en una coincidencia. Hermoso lugar tu blog.

Anónimo dijo...

Un relato precioso, he llevado ese collar colgado en mi cuello y he paseado por la arena de esa playa. El final es sorprendente y te saca de ese bello entorno que inicialmente creaste. Es suave y envolvente.