martes, 15 de marzo de 2011

死(し – Shi)Muerte


Izanami, diosa de la creación y de la muerte en la mitología japonesa y en el sintoísmo,
 
Kaso Sodon

Una gota de agua se hiela al instante:
Todo cambia de golpe.
Mana agua del fuego
Sengai Gibon

Quien viene sólo sabe que viene.
Quien se va sólo conoce su final.
Para salvarse del abismo
¿Por qué sujetarse al precipicio?
Las nubes bajas
Nunca saben adónde las llevará la brisa.
Banzan
Adiós.
Paso como todas las cosas:
rocío sobre la hierba.
Basho
De viaje, enfermo:
mi sueño vaga
por lo eriales

El tsunami de Japón ha dejado ya, según cifras oficiales, más de 6.000 víctimas mortales desde que el pasado viernes un terremoto de 8,9 grados en la escala Richter provocara un fuerte maremoto que ha arrasado la costas japonesas.

20 comentarios:

Cecilia dijo...

Dolor, tristeza.
Apoyo y solidaridad para con Japón y sus gentes.

Y admiración por una cultura diferente.
Cada una nos enriquece, cada pérdida nos empequeñece como Humanidad.

Qué decir de los textos Ana ?
Son visiones de la vida y la muerte, con absoluta grandeza.


Un beso.

Fibonacci dijo...

Bellos y triste a la ves estos poemas...me uno al dolor de todas esas personas...un besote

escarcha dijo...

los textos acompañan como un lamento doloroso, piadoso y con una belleza innegable lo que está sucediendo en japón.
un abrazo mujer

TORO SALVAJE dijo...

El de Kaso Sodon parece predecirlo.

Besos.

Taty Cascada dijo...

Querida Ana:
Me temo que las cifras señaladas se multiplicarán, sin contar las que dejarán los escapes de radiación. Debemos seguir orando por Japón, son un pueblo fuerte y valiente; pero lo que están sufriendo se escapa a todo lo que han vivido.
Un beso.

andré de ártabro dijo...

Solo decirte que has sabido escoger muy bien las perlas de los más ilustres.
Un beso y todo mi afecto

Pluma Roja dijo...

Muy buena elección la que has hecho.

Tu poema, muy profundo.

Saludos Ana.

El Drac dijo...

Nos deja enmudecidos ésas imágenes que han dado la vuelta al mundo respecto de nuestros hermanos del Japón; e aúno a todos ustedes a la solidaridad con el pueblo japonés

Cecy dijo...

a mi me ha dejado sin palabras, amiga!

Un gran abrazo.

Marisa dijo...

Versos llenos de terrible
realidad.
Mi solidaridad con
las gentes de Japón
que sufren todo
este desastre.

Un abrazo muy grande.

Balovega dijo...

Buenas noches..

Una gran tragedia.. muchos besos..

Quino dijo...

Querida Aniña !!!
Lo más importante de todo es la solidaridad que hay que tener con los japoneses, que son modélicos en estos menesteres. Su cultura, sus modales y sus formas les permiten llevar las cosas de una manera que (por ejemplo, acá en España) no se sabrían llevar con la misma entereza.
Versos solidarios con unas personas que ya de por si, están preparados y entrenados... pero no para estos fenómenos naturales cuando la tierra y el mar rugen porque entre todos estamos matando el planeta.

Besiños y muy buena iniciativa por tu parte.

Antorelo dijo...

Tus versos retratan muy la tragedia.
Un abrazo

claudia dijo...

Frente a la tragedia, tu poema y mi silencio...Besos Ana

Uka. dijo...

Estamos todos absolutamente consternados...
Qué terrible es la vida de la muerte...
Un beso.

La Gata Coqueta dijo...

En Mis caricias del alma he dejado una cesta de rosas que abre la entrada de hoy "Quiero ver el alba" de bonitos colores, la he compuesto con mucho amor para quien se la quiera llevar como un presente, para sentirse acariciado por el suave aroma de sus fragantes pétalos.

Un sentido y fuerte abrazo en este fin de semana para ti!!

María del Carmen

Natalia dijo...

Son malos momentos para Japón, que además ya arrastraba una crisis económica de años. Sólo espero que pronto se restablezca la normalidad en sus vidas, aunque no creo que puedan olvidar lo sucedido durante mucho, mucho tiempo.

Saludos

MIMOSA dijo...

La muerte llega silenciosa, más nunca muda en su papel, hoy duele leerte.
Un abrazo.

Rafael Mulero Valenzuela dijo...

Querida Ana: La muerte no es más que el paso final de un transito irremediable. Dicen que no hay que temerla porque en ella comienza el camino a la felicidad.
Mi recuerdo y mi oración para los hermanos japoneses.
Un beso

Ernesto y Felisa dijo...

De viaje, enfermo:
mi sueño vaga
por los eriales.
Basho.

Como duele.
Felisa