viernes, 25 de noviembre de 2011

Libre te Quiero



Ella pensaba que esa sería la última vez que le pondría la mano encima,
ella pensaba que le quería...
Ella pensaba que sus problemas en el trabajo le hacían comportarse así,
ella pensaba que le quería...
Ella pensaba que algún día le diría: cariño, lo siento, yo no soy así...
ella pensaba que le quería...
Ese día fue su última paliza,
ahora hijos y seres queridos, lloran su muerte.

Ella murió pensando que todo era por amor...


LIBRE TE QUIERO

Libre te quiero
como arroyo que brinca
de peña en peña,
pero no mía.
Grande te quiero
como monte preñado
de primavera,
pero no mía.

Buena te quiero
como pan que no sabe
su masa buena,
pero no mía.
...
(Agustín García Calvo)



 /25 Noviembre. Día contra la Violencia de Género /



PARA HOMBRES QUE SABEN AMAR A MUJERES LIBRES



18 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Ya está bien de esta lacra.
Todo mi apoyo.

Besos.

María R. dijo...

Excelente entrada. Lamentablemente es verdad, las mujeres golpeadas siempre piensan que será la última vez...
El golpeador sabe que no es así
Un abrazo

Julie dijo...

Nada, Ana, como querer libremente y sin recibir esa violencia a cambio. Hoy, más que nunca debemos defender nuestros derechos que no son otros que esperar lo que damos: Amor. Me han gustado mucho los dos poemas, aunque el tema sea triste.

claudia dijo...

Hay que quererse libre,antes de que la muerte sea la única forma de escapar.Besos

Jose Vte. dijo...

Cuanta verdad y cuanta realidad hay en esos versos. Muchas mujeres maltratadas no se quieren dar cuenta de la pesadilla en la que viven... hasta que ya es demasiado tarde.

Ójala y que abran los ojos y miren la realidad. Denunciar no es LA solución, pero es UNA solución.

Un abrazo

Cecy dijo...

Por creer que la queria, muchas victimas han perdido la vida…por creer, que muchas veces dista del ver…
Las vendas son para las lastimaduras, no para los ojos.
Un abrazo

andré de ártabro dijo...

Siento tristeza , me uno a ti , en tu protesta,
y uno a tus frases el deseo que tanta crueldad , locura y cobardía termine,
Un beso y ni cariño

Sara O. Durán dijo...

La persona violentada, casi que invariablemente se siente culpable de las reacciones de quien la violenta, convirtiéndose en su cómplice. Y también sueña con que un día cambie, cosa que nunca sucede sin ayuda externa y profesional.

Que bien lo has plasmado Ana y mis deseos de que nunca hayas sido maltratada, de ninguna forma.
Un beso.

Alma naif dijo...

Escribí hace unas horas en un blog amigo tambien sobre este tema.
Terrible por cierto!!!
Por estos dias hay una campaña televisiva en donde nos hace ver que el peor complice es el silencio, que no debemos callar por mas miedo que pueda traernos ser una mujer golpeada... denunciar... antes que sea demasiado tarde!!!
Besos van Ana!!!

Mª Teresa Martín González dijo...

Magnífico. Y bien elegido el tema. Qué fácil es confundir el amor con la barbarie cuando se es ciego y un canalla.

Saludos.

Bee Borjas dijo...

Querida Ana:
Como siempre, admiro tu texto y por supuesto apoyo esta causa.
Es nuestra responsabilidad criar y educar seres humanos sanos de mente y alma. Basta de confundir "amor" con "dependencia emocional"
Amar a alguien y ser correspondido es un acto de bendición. El amor debe sumar calidad y armonía a nuestra vida.
Nadie está excento de encontrarse con un psicópata, pero sí debe tener la capacidad de saber verlo y alejarse de esa sentencia de muerte.
Te dejo un abrazo enorme y todo mi cariño, bella mujer!

Pluma Roja dijo...

Terrible realidad.

Me uno a tu protesta y felicito tu entrada.

Saludos Ana.

chalyvera@gmail.com dijo...

Solo un cobarde golpea a una mujer.


Muchos padres y madres tienen que aprender a educar a sus hijos e hijas.


Besos

José Antonio del Pozo dijo...

buenas y necesarias lineas, Ana (y la canción es una gozada)
saludos blogueros

Ojosnegros dijo...

Quien te quiere siempre te quiere ver libre, a fin de cuentas, ése es el verdadero amor.
Te felicito por tu entrada, nunca es suficiente, hay que decirlo hasta la saciedad.
Besos.

Marinel dijo...

Un merecido apoyo y tan vital esa libertad por la que ellas mismas han de luchar sin descanso!
O llega éste de manera definitiva y es absolutamente terrible.
Besos.

Gerardo Rivas dijo...

Todo mi apoyo y solidaridad para tantas mujeres maltratadas, y animarlas para que denuncien a estos bestias.

Te quiero mi amor.

Ruben dijo...

Porque tuve la suerte de no ver jamás un mal gesto entre mis padres, no comprendo, no asimilo la idea del maltrato de género, ni de obra ni de palabra, no entiendo, no puedo meter en la cabeza un acto más cobarde.