domingo, 10 de octubre de 2010

GoTas XII



8 comentarios:

Ana Galindo dijo...

Las imágenes de un día lluvioso en las ciudades, e incluso en los pueblos, hacen que a veces me detenga a observar cómo cada cual vive su propia lluvia. No siempre es romántica la visión.

don vito dijo...

Hola, bello blogg, preciosas entradas, te encontré en un blogg común, si te gusta la poesía te invito al mio,será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
muchas gracias, buen día, besos.

Antorelo dijo...

Efectivamente, la lluvia, como otros acontecimientos, cada persona la percibe de forma distinta; es más, la misma persona la percibe de manera diferente según el momento. Me gustan la imagen y el texto.
Saludos

Pluma Roja dijo...

Lo bueno, es que al percibir como sea, lo que sea, se pueda plasmar en el papel con bellos versos como los tuyos.

Besos Ana. Placer leerte.

MIMOSA dijo...

La lluvia lleva inscrita un compendio de sentimientos, tan grande abanico que se podría interiorizar como un son de uno mismo.
Si nos detenemos a observar, puede llegar a ser hasta romántica.
Un abrazo muy fuerte cielo.

claudia dijo...

Cuánta sensibilidad, en tus letras de lluvia...a veces, como dice un poeta entrerriano (J.L.Ortiz) los hombres vacilan al "entrar a la noche mojada". Precioso y melancólico. Besos

TORO SALVAJE dijo...

Hoy llueve sin parar aquí.
Viento y lluvia.
El otoño se ha llenado de tristeza.

Besos.

Ana Galindo dijo...

Esta escena que presencié no se corresponde con un hombre en realidad. ültimamente me quedé perpleja mirando a una mujer, a alguien querida,... no porque caminara sin rumbo por la calle un dia de lluvia, sino porque a veces las tormentas de la vida nos calan hasta los huesos y cada cual lo lleva a su manera y con su dignidad.
El cuadro de Bacon me invitó a transformarla al masculino.
.

Y a los demás...gracias por vuestras gotas de agua que nutren mis letras. Ellas sí que son una lluvia rica.