viernes, 1 de julio de 2011

La PsicóLoga



Glitter Graphics | http://www.graphicsgrotto.com/

13 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Sin ser psicóloga, sacó una buena deducción. Jajjj.

Saludos Ana, muy bueno.

Hasta pronto.

Bee Borjas dijo...

Ouch! Le dio terrible bofetada!
Fenomenal, Ana! Me gusta mucho tu forma de narrar. Ese gustillo a ironía aguda es genial!
Beso enorme, bella amiga!

TORO SALVAJE dijo...

La niña inculta sabía latín.
Que bueno!!!

Besos.

Gerardo dijo...

Abundan mucho este tipo de psicólogos/as baratos, también circulan por ahí otro tipo de especímenes que andan todo llorosos, compungidos, soñando obsesivamente con amores imposibles, sin percatarse de su propio patetismo.
A estos últimos les diré aún corrigiendo al maestro Calderón que "la vida no es sueño, y los sueños, sueños son".
Te quiero amor mío.

claudia dijo...

las modas de la ciencia psicoanalítica y las niñas de cándida mirada fundan nuevos paradigmas. Lástima que no se pueda hacer retrospección sino cada cien años, que es más o menos el tiempo en que se puede romper una estructura. Bello relato. Besos

Julie dijo...

Jajajajaja, qué buen relato, Ana.
Inteligente, bien escrito, sugerente. Me ha fascinado.
Besos y feliz fin de semana.

Taty Cascada dijo...

Creo que el componente sexual, es el gran talón de Aquiles de los llamados super cerebros. ¿Ley de las compensaciones?, quizás...Buen relato Ana.
Un besito.

Poetiza dijo...

Ana, una niña inteligente. Buen relato. Besos, cuidate.

Antorelo dijo...

Ana, ¡qué remate tan genial has dado al relato! A veces, vemos en los demás lo que no somos capaces de ver en nosotros. Excelente relato.
Un abrazo

chalyvera@gmail.com dijo...

Los niños y los borrachos siempre dicen la verdad.


Besos

Néfele Luna dijo...

qué horror tener semejante conciencia sobre uno mismo y los sentimientos!!! yo sé que aveces en bueno darse cuenta de ciertas cosas o defectos para mejorar como persona... pero su auto análisis en verdad era enfermizo, pobre mujer... y que excelente historia y manejo del lenguaje, me gusta.

DeDe dijo...

Un relato muy inteligente. si! Ciertamente vemos en los demás los defectos que nosotros mismo tenemos o incluso vemos en los demás lo que nosotros queríamos ser!

Un abrazo enorme

Camy dijo...

Cuando se está enamorada de nada sirven las reflexiones, ni la belleza interna,siempre existe la jovencita que sus atributos saltan a la vista y con su sencillez de palabra, desmonta toda la reflexión de las Adelas de turno.
Un beso